Actualización y ajustes de matrices para inyección en plástico

A principios de año decidimos hacer una revisión del conjunto de nuestras matrices que estaban en producción, con el objetivo de seguir garantizando la calidad acostumbrada a través de nuestros 35 años de historia.

En el proceso detectamos que la matriz de la silla T4 (ejecutada en el año 1987) había acumulado algunos defectos a través de los años y nos abocamos a resolverlos. Algunas de las tareas que realizamos son:

  • Desarme total de la matriz.
  • Corrección de los calentadores (resistencias) del pico de inyección.
  • Se agregó un pirómetro interno para control de la temperatura de inyección en el pico.
  • Se decidió digitalizar el molde completo, dado que la tecnología aplicada en su fabricación fue la antigua de pantografiado y podía tener pequeñas desviaciones de dimensión.

Encontramos que había diferencias de centésimas en los espesores. Fue así que decidimos aumentar el espesor a fin de mejorar los flujos durante la inyección, compensar la diferencia de resistencia en la materia prima (ya no se fabrica la que usábamos originalmente) y agregar un par de nervios. Tomamos en consideración que éste producto es elegido para instalaciones deportivas o escolares que requieren mayor resistencia por su uso intensivo.

Nos sentimos muy satisfechos con el resultado obtenido, y orgullosos de haber hecho todas las correcciones en nuestra matricería propia.

Creemos en la mejora constante, en la perdurabilidad del buen diseño, en la capacidad técnica de nuestros profesionales, en nuestra gente. En definitiva creemos en nuestro país y las posibilidades que nos ofrece. Y agradecemos a nuestros clientes que nos acompañan y exigen cada vez más y mejores productos. ¡Estamos empeñados en complacerlos!

Contactanos